«Casi nunca tenemos agua y cuando llega baja con barro», merideños sobre fallas del servicio

Foto: Jade Delgado

Comunidades en el estado Mérida denunciaron sentirse fuertemente afectadas por el mal servicio del agua potable, en varias oportunidades han padecido días sin el servicio y cuando se restablece sale sucia de los grifos.

Mariela Zerpa es habitante de la urbanización Valmar, ubicada en el municipio Campo Elías, lamentó que todos los días le «racionan el agua» y cuando cuenta con suministro de la misma, en su opinión es mal tratada, «eso causa mucha diarrea y vómito (…) se va en la mañana,  llega en la tarde y es puro barro», apuntó.

Asimismo, relató que cuando el servicio falla durante días, ella y sus vecinos deben ir a otros lugares en busca de agua, puesto que no disponen de un depósito para almacenar suficiente y usarla para hacer comida y realizar el aseo de su vivienda.

José Rodríguez es un señor de la tercera edad, vive en la urbanización Don Luis de la población de Ejido, explicó que ese sector es uno de los más golpeados, «en la noches no hay, llega durante una o dos horas,   todos somos afectados, estamos fregados», señaló.

En ese sentido hizo un llamado a la empresa Aguas de Ejido y la Alcaldía de Campo Elías para que los ayuden a solucionar la problemática con la que han tenido que lidiar durante años y que deteriora la calidad de vida de enfermos, ancianos y niños, en el lugar hay más de 600 casas.

En las residencias Centenario el escenario es el mismo, todos los días falta el agua, así lo manifestó el señor José Quintana, quien reiteró que deben hervir el agua porque llega a su vivienda con mucho sedimento, «aquí hay muchos niños y hay que tener cuidado, todos los días la quitan, igual que la luz», aseveró.

Zona norte de Mérida suma años con un pésimo «servicio»

La zona norte del municipio Libertador también padece las consecuencias de la mala administración de la hidrológica Aguas de Mérida, Adriana Heras, quien reside en La Hechicera detalló ser afectada, «son varios años padeciendo. No tenemos agua por tubería, solo dos horas en la mañana y cuando se llena el tanque, dos horas más en la noche. No nos llega agua todos los días  por eso la racionan», dijo.

«En estos momentos no hay agua en el tanque y no sabemos si llegará en el transcurso del día para disfrutar el servicio en la noche. Los vecinos tratamos de organizarnos para racionarla, pero llega un momento en que se acaba y comienza el padecimiento», indicó Heras.

En las residencias ubicadas en las adyacencias a la avenida Las Américas de la ciudad capital igualmente son limitados para acceder a un servicio que de acuerdo a la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela debería ser garantizado por el Estado, pero que actualmente empeora a causa de los apagones eléctricos, los cuales  dañan el sistema de bombeo dejando edificios sin el vital líquido.

Prepara estas deliciosas galletas María caseras

Régimen forajido cercado